ARTE MENSTRUAL

El sábado de esta semana, 14 de abril, en Almendralejo, Badajoz, se celebra un encuentro de mujeres con el título “Arte Mentrual y Sororidad”.

Pensando en mi historia recordé algo decisivo, de como entró dentro de mis narrativas internas, la posibilidad de una relación diferente con mi menstruación. 

[..]En la cena estaba sentada, rodeando mi cintura almohadas y mantas, estilo geisha y con cara de dolor. Entonces ella me comentó que en su viaje a México, había escuchado que antiguamente las mujeres se retiraban y reunian en cabañas para menstruar juntas, realizar prácticas y compartir ese tiempo separadas de sus pueblos. Y que lo estaban volviendo a hacer. En ese instante mi mente dió un vuelco y me imaginé con ellas,  todo tomo un nuevo sentido en mi. Quise vivir algo así. Llevaba unos años usando la copa, pero había algo más.

Al día siguiente, por la mañana estaba yo en baño, me había llenado una cuarta la bañera de agua ardiendo. Yo estaba dentro y ella tocó la puerta, le di permiso para entrar. Recuerdo que me encantó la sensación de que ella y yo compartiésemos el espacio y el momento. Recuerdo que me hizo un comentario sobre el lujo de darse un baño. Me reí por dentro, y me quedé en silencio. 

[..]

 
Hoy en día, es más fácil acceder a estos espacios. Pero también hoy en día continua la necesidad de nutrir nuestros entornos, de expresión y comunicación con la fuerza de nuestra Naturaleza menstrual. Quizás hace tiempo que estás aquí, quizás estás comenzando. Sea donde sea el lugar en el que estás, tiene un profundo valor en la riqueza y creación de nuestras vidas, conectarnos, escucharnos, reflexionar, preguntarnos, reconstruirnos, apoyarnos, y crecer en direcciones de diálogo, comprensión, respeto y amor.
En este evento nos reunimos mujeres que llevamos adelante este mensaje integrador en nuestras creaciones y sobre todo, nos encanta reunirnos, disfrutar de encuentros con los significados profundos de la Naturaleza y sus ráfagas en nosotras.
Es una oportunidad de encontrarnos físicamente, de unir cuidar, crear, imaginar y soñar encuentros íntimos, cercanos, pequeños, locales, creativos y curativos.
Ojalá te animes, si lo sientes, no haya nada que te frene y compartamos. Aquí está la programación. Por mi parte, acompaño junto a la artista Ataecina el taller “El Cáliz del Útero”.  Un espacio donde recuperamos la voz y sus tejidos, el placer, la alegría y la imaginación.
Estoy deseando escuchar a mis compañeras, conoceros, coser mi compresa con vosotras, escuchar a Laia sobre Menarquía y acompañar a las niñas que nos rodean. Experimentar todas las experiencias, que me atraviesen como la luz, que penetren en mi cuerpo como el agua en la Tierra. Abrirnos a aprender las unas de las otras, hacer nuevas conecciones entre nuestras experiencias y conocimientos, y nutrirnos desde dentro.
Volver a menstruar después de parir. Noviembre, 2014.
Algunas de las mujeres que participan en el encuentro fueron muy importantes para mi, como piezas concretas, durante el embarazo y luego en la crianza.
A Myriam Negre la conocí al principio de mi embarazo, con su bebé, ella fue mi inpiración y amor. La conocí en un Temazcall, fue mi primer círculo de sólo mujeres. Ella se convirtió en un apoyo, una guía sabia y una facilitadora para conseguir lo que quería, para mi y para mi familia. Mi amiga. Unimos nuestras familias y también nuestras expresiones y creamos juntas. 
También por ese tiempo conocí el proyecto de Laia, de Casa de Luna, me inspiró su fuerza de emprendimiento y recuerdo que quise que me hablase y aprender de ella sobre las fiestas paganas Celtas. Al final trabajamos juntas, tuve el honor de dibujar para  su proyecto, y un año más tarde le acompañé embarazada de su hija, a unos días por nacer, en una ceremonia de llamada al nacimiento.
Nos une la creación de vida, la sangre, la maternidad, la crianza, la familia.
Cuando mi hija ya había nacido, también conocí la música de Mónica por Vasudevah, supersónika, ahora supercósmica. En sus palabras y voz,  sentí la fuerza de sus joyas y quise cuidar mucho su ser, sentí que era parte de la esperanza de la música. También al poco creamos juntas, y su trabajo acompaña a mi hija y a mi.
Me doy cuenta, que todas amamos a las niñas y niños, nos importa cuidar el interior, que somos guardianas de las emociones, que queremos comunidades con fuerza e integridad, y todas estamos vinculadas a la educación, el cuidado y la expresión.
.
Las personas de las que nos rodeamos son decisivas y significativas en nuestro crecimiento. Encontrarnos es el comienzo, y marca la diferencia, el contacto. Nos apoyamos, nos inspiramos, nos recordamos, nos ampliamos, nos contagiamos.

.

Profundizar en la comunicación con el mapa de nuestro cuerpo, con nuestra sangre, enriquece nuestras obras, y la creación de un cotidiano más dulce y amoroso. Siento.
.
Desde ayer mi hija tiene habitación/casa propia. Dentro de unos meses cumplirá seis años. Ella esta creciendo, yo estoy creciendo, todos estamos creciendo, ocupando sus nuevos espacios.
.
.
Dentro de unos días viajaré para encontrarnos, para cantar y bordar. Abrir los mapas mentales de nuestra cabeza juntas, rnutrir nuestros úteros. Y reflexionar, aprender, compartir, pasando tiempo en ñbuena  compañía. Esta lunación es la de sagitario, es la luna de las Visiones, qué pasará cuando estemos juntas?.

.

.

agua de Sol, colores y flores, Pilar de Anibassia
 

Artículos relacionados