CUIDARTE

es también, aprender a protegerte. A decir hasta aquí, y a no dar tu sangre, no compartir tu interior, tu vulnerabilidad, tus reflexiones, ni tu conocimiento, a quien se acerca a ti. Un paso atrás, círculo de protección. No es fácil, es invisible, pero hay un momento, en que se siente.

Artículos relacionados