cuidate contigo

En febrero del pasado año, en 2018, me separé por kilómetros de mi hija, fue la primera vez, dormir lejos de ella. Vivimos en la Isla de Tenerife y fui a Barcelona, para cerrar y completar mis conocimientos sobre el cuidado del cabello. Antes de irme le hice un regalo, busqué un jabón para lavarse las manos, por los días que no estaría yo, me imaginaba convertirme en ese agua,en ese momento con ella misma y la dulzura en sus manos, cuídate contigo.

Aveces le invade una ola de nostalgia, y cuando, viene la suma pena, el otro día miró el jabón y se dió cuenta que no estaba el dibujo, en realidad hace mucho tiempo que no esta y se había dado cuenta, pero este día, le dio la gran suma. Primero pensé en derretirlo y buscar un molde, pero entonces, se me ocurrió, agarré la aguja y lo dibujé de nuevo, no se me había ocurrido hasta entonces. Básicamente es lo mismo que hago con los champús que elaboro, grabados a mano, pero no se me había ocurrido. 

Así que ahora, cada vez que se pierda el pececito, podemos volver a invocarlo, aunque claro, lo más divertido para mi es que cada vez es más pequeño, la verdad que para ella, no es nada divertido eso.. Todo, nace de nuevo, aunque, con otra forma.

:

Dibujar es como escribir un poema

Artículos relacionados