códigos

La energía de virgo, es ese tiempo en el proceso creativo y regenerativo de la tierra, en que hacemos mejoras y refinamos nuestra práctica. Hacemos tierra y asentamos para lo que se levantó enormemente en el tiempo de leo (la verdad de nuestro corazón) es este tiempo en que apoyamos que nuestro fuego sea sostenido. Un fuego de hogar, como hestia. Si imaginamos un tejido, o una prenda de nuestra ropa, es el momento en que cojemos la aguja y apretamos algún botón suelto, o cerramos algún siete. Si imaginamos la relojería, entramos dentro del sistema para ver que minirueda se atasca. Otro ejemplo que me viene es mi padre que es técnico y al menos, muchas veces cuando algo no funciona, es porque tiene mucho polvo, esta sucio y se atasca. Qué hay en nuestro entorno, que nos atasca?. Porque la inteligencia de virgo es ayudarnos a analizar minuciosamente, para mejorar el flujo, el movimiento. Para que el cielo entre en el laberinto de nuestra casa, es importante fijarnos en las minicosas que hacemos, y hacer reparaciones que en otros momento quizás no nos fijariamos, todo apuntó ahí, en esta lunación. Esta energía tiene en frente a piscis, son una misma corriente. Es como esta imagen, el cielo entrando en un pequeño espejo. Limpiarnos, hacer espacios, ordenar los caminos. Percibirnos como un laberinto, al que nos entregamos,  donde el océano del cielo entra dentro de nosotros al abrir nuestra entrada.  Virgo da orden, para mejorar su caudal, nuestro ser canal.
Estamos en la negritud celeste, mañana la luna se vuelve a unir con el sol, para abrir otra puerta. La del tiempo de libra. Después del orden, el equilibrio, este diálogo a medias, las mismas horas el día y la noche significa equinoccio, sea el de primavera, o el de otoño. Simplemente que a un lado luz irá tomando espacio en los días o la noche.  Pero ahora, este momento libriano, es el diálogo en el mismo tiempo de día, que de noche, nos invita a acuerdos, a unir polaridades, a girar a cambios y quizás también, a refrescar nuestros pactos de unión y nuestros votos creativos.
Hoy cierro la puerta, aclarando mi visión, puedo celebrar mirando todo lo que paso, en lo que estuve, lo que resolví y mejoré, lo que ya no está, para abrir una nueva, ojalá más libre.

Artículos relacionados