Observar la Tierra

un día de atrás, un día de mañana
Ir con la Tierra y sus ritmos, origen. Pulso de luna, sincronía. Hoy creciente, de la nueva vela continua lo que prende. Calendarios antiguos que se extinguieron, nos invitan, a hombres y mujeres, a niñas y niños. Cuidamarnos. Días y días, en el cielo, luna de uña, de cinco, días y días, esa la vía. Que la mentira no te guie, el cielo no miente, ni el cuerpo, ni la Tierra, ondulación de serpiente. Piedras antiguas, hijas e hijos, del tiempo, si en ella nos apoyamos, dónde apoyamos el rastro tierno de nuestras huellas?. Sigue el curso, caliente, el rastro del fuego que en la nueva siempre se enciende. Apoya las manos, apoya la frente y los pies en el suelo. Quieto, respira, pies caminantes. Mi casa, tu puente y tu puente mi casa, nos hacemos compañía. La verdad no es mia, se siente. En la luz de arriba nos encontramos, citas de sol y citas de luna. Tetera, en la mesa de la tierra, los sonidos nos invitan, envuelven la presencia, silencio riqueza calenda.

Artículos relacionados